Etiquetas

martes, 28 de marzo de 2017

Revisión cirujano, curro nuevo y dieta variada

Aloha!
Ha pasado un mes ¿No?.
Coño, que me echáis muy rápido de menos: donde te metes, no escribes, has dejado de publicar...
¡Qué no hombre! ¡Qué estoy aquí! Pero no tengo tiempo ni para cagar y siento ser tan fina.
A ver...vamos a retomar el punto de la otra vez y así hablaré de la evolución desde entonces.
Bueno, estaba de bajón, deprimida, mi vida era una mierda, mi cuerpo otra mierda y todo básicamente lo era (ya os he puesto en antecedentes).
¿Y ahora? Pues como siempre... después de la tormenta del año, el granizo como chuscos que parten cabezas, los truenos y relámpagos que prenden fuego a todo y las 500 desgracias más que me atribuyo cada vez que me embajono, sí, una vez más... ¡HE REMONTADO! ¡BIENNN!
(Todos conmigo por favor: BIENNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNN).

Semana del 13 al 19
Por donde empiezo... (es que ando cocinando un budin de pan de torrija con pasas que estoy cagándome en satanás de como huele y no me concentro...) y no sé que me pasa a mi con la palabra defecar hoy pero aparece por todos lados. Pues eso, que el budin no es para mi es para mi querido y amado mari-novio (marido-novio de ahí que le llame maripuri muchas veces) y es para que coma algo rico de vez en cuando que no sea arroz con pollo, ya que últimamente no hace ni comida libre ni come nada fuera de lo estipulado.. pero no por nada, es que.... a ver....es que... hay cambios, vamos a ir por partes.

Lo primero, cambio de dieta COMIENDO, adelgazar COMIENDO, esto ya pinta mejor desde el inicio. Tengo muchos hidratos hasta la hora de comer y en abundancia, así que encantada de la vida y satisfecha. Luego la merienda y la cena es ruinosa y proteica pero... con tener el resto del día me conformo, así que como siempre que como hidratos, adelgazo estupendamente y así ando.
Me bajó la regla muy fuerte, no pude ir a entrenar el primer día que me bajó de lo mal que estaba, sin duda todo este mes horrible ha tenido que ser hormonal, por el desgaste mental, anímico, físico, por el hambre, por los sirocos...por todo y el colofón ha sido la regla tan heavy que me ha bajado, de dolorosa, larga y toca huevos, porque he estado como una coño pelota que ni meter la barriga podía.
El caso es que con la nueva dieta estaba en 81 Kg el Viernes y hoy Martes estoy en 77,8 g y estoy comiendo mucho más que hasta en volumen (y ojo, que pregunté y me dijo que con mi musculatura tengo que comer más cantidad) osea...que se cumple lo que yo decía, a mas músculo crees más licencias te puedes permitir y lo cierto es que adelgazas igual de bien o más que cuando comes 1 filete hervido. Este mundillo nunca deja de sorprenderme.
No puedo tener comida libre en 3 semanas y si me paso, tendría que ser en el desayuno o comida, nunca tarde o noche, así que ya estoy maquinando hacerme un bizcocho de avena inmenso con chocolate valor a modo de sirope y chuscar (mojar modo cerduno) y relamerme con un vaso de cacao gigante.

Ahora tomo unos suplementos (bcaa,s , infusión de café verde, un hd burner y l-carnitina) todo con su efecto diurético, quema grasas y obviamente con cosas naturales también, no vamos a meternos química alegremente (tienen compuestos de varias flores, diente de león, etcétera).
Entreno con bastante peso, hago pierna todos los días combinada con lo que me toque ese día y el cambio es muy notorio porque he conseguido subir el culo, tengo los cuadriceps marcados en reposo, cosa que pensaba que sería imposible, pero no, se va redondeando y está dejando de tener una nalga con aspecto triste (culo caído) a un color la mar de sonriente y respingón. También diré que me lo curro eh, ahora hacer pierna en muchos sentidos es coser y cantar pero cada día padezco lo mío, sólo diré que el otro día he  batido el récord de 4 horas en el gimnasio y no soy de las que se para a hablar con nadie... así que no hay tiempo muerto.
Podréis decir: OBSESIVA. Pero yo diría... APLICADA, porque volver un cuerpo como el mío a su sitio y con resultados en tiempo record, no ha sido otra cosa que meter horas.
Así como una persona normal se tira unos meses para conseguirlo sin mucho esfuerzo pues yo he tenido que meterme la quinta marcha para llegar al mismo punto en un periodo de tiempo o si no, lo conseguiría en 10 años (si es que hubiese tenido paciencia de esperar tanto a ver resultados).
Ya me haré fotos.

Hoy me han quitado el canino que tenía en el paladar. He tenido un día chunguillo porque claro, con la anestesia y tal he ido a entrenar ... una gasa en la boca...sangrando... y estaba que me dormía en las máquinas, con energía cero (es que sólo se me ocurre a mi ir a continuación a entrenar) pero bueno, ya estoy bien tras unas horas y ya puedo decir que una cosa menos.

Y hablando de cosas de menos..o de más como se quiera mirar, ¡Encontré curro! (osea, otro curro, ahora tengo dos).
Empecé el fin de semana. Es un restaurante delante de mi portal (vamos, mejor imposible) de camarera pero ojo...un sitio bien, nada de pub, alterne o similar. Restaurante de cócteles, comida con caché y donde se echa el rioja con la mano detrás de la espalda jaja (es por poneros en antecedentes).
No me he visto torpe para llevar tanto tiempo fuera de ese oficio pero ahora ganaré el doble de lo que gano con los dos trabajos y al menos puedo compaginarlo con mi otro trabajo, el gimnasio... aunque me prive de hacer cosas los fines de semana o de las vacaciones pero...el que algo quiere...ya se sabe.
Ahora mi prioridad es pagar créditos, aparato de la boca y luego cuando todo se estabilice, comprar un coche a mi churri que se lo merece.
Mi jefe es un tío polilla y perfeccionista a más no poder con todo pero por eso lleva 25 años abierto. Su prioridad es que se mime a los clientes por encima de todo porque son gente asidua. Trabajo 8 horas cada día y se respetan, el Viernes me quede 1 hora más, el Sábado también pero el Domingo me dijo que me fuese 2 horas antes, es decir, lo que no te compensa con descanso lo hace con dinero y eso se ve muy pocas veces en este oficio. Aún recuerdo cuando cobraba 900€ por 40 horas semanales con 20 años y al final trabajaba 14 horas al día... eso sí que era lamentable.
Ojalá todo me vaya mejor ahora y pueda respirar un poco económicamente para que mi mente se relaje y todo fluya.
Tengo claro que quiero opositar y que no voy a ser camarera en mi vida, y no quiero menospreciar la profesión porque a mi me gusta tratar con la gente y me parece un oficio respetable y para el que hay que valer, pero estudié, pienso en ciertas comodidades, en una estabilidad de otro tipo, tengo proyectos, no sé, esto es un trance hasta el paso definitivo.

Y bueno, me compré una batidora de varillas para hacer bizcochos nuevamente, es esta de amazon:https://www.amazon.es/gp/product/B0015X719E/ref=s9_acsd_simh_hd_bw_b2MXr6l_c_x_w?pf_rd_m=A1AT7YVPFBWXBL&pf_rd_s=merchandised-search-3&pf_rd_r=97AM8SQ9NJ4KXZWZXJ68&pf_rd_t=101&pf_rd_p=b85ef979-93eb-5b5d-bab0-b1e020ed4e62&pf_rd_i=2165414031

Las que miré en mediamarkt, worten, etc... más caras y menos potencia.

Sobre mi chico..bueno...anda con preocupaciones y estrés en el trabajo y lleva una temporada sin ir al gimnasio...ha vuelto a fumar...no hace todas las comidas... así que no sé si remontará o ya pasará de todo, me da pena por él porque tenía una motivación e ilusión que no le vi nunca pero... no todos estamos hechos para hacer algo hasta el final, a veces las cosas sólo duran un rato..

Mi amigo (el que se operaba de abdominoplastia con mi cirujano) ha tenido complicaciones. Todo salió genial y de hecho al segundo día ya andaba pero hubo un punto rebelde, se le infectó, se le acumulaba el edema y le bajaron a quirófano por segunda vez.
Una vez ya en planta, le sale una infección respiratoria, una obstrucción intestinal y una infección por una bacteria de quirófano que además, es la peor que le podía haber tocado de todas.
Después de superar esto, se le infecta otro punto en un costado y las curas son muy dolorosas, hasta los enfermeros le dicen que está aguantando lo inaguantable.
Tienen que curarle el abdomen dejando el mismo con un trozo abierto, le meten gasas por el orificio, en fin... lo está pasando realmente mal.
Directamente me dijo: si sé que tengo que pasar por todo esto no me lo hago.
Y ahora, hoy, le dijeron que ya se podría ir a casa mañana y sin más, se le hinchan las piernas, una de manera excesiva y tienen que hacerle un escaner para ver si es un posible trombo o que coño pasa, así que su desesperación es máxima.

Semana del 20 al 26

Bueno,  mi amigo ya está en casa, tenía edema en las piernas pero nada nuevo.
Este Jueves va a Madrid a revisión y voy a ir con él pues en primavera mi doctor quería verme para ver como había evolucionado todo, así que ya tenemos los billetes.

Este fin de semana ha sido caótico en el bar al que voy los fines de semana, el día del padre... ya me comí mi primera amenaza por cobrar mal una mesa, pero bueno, si mañana me tienen que echar no tengo ningún problema, igual que se encuentra una cosa, se encuentra otra (ya sabemos como funciona la hostelería).
De momento es un trabajo llevadero, lo peor como siempre es aguantar al jefe, que hace y deshace a su antojo pero cuando tú lo haces como él, pues está mal hecho porque tiene que hacerse de otra forma... en fin, lo de siempre.

La dieta sigue yéndome bien, no me he pesado pero estoy más delgada porque cuando me pongo las mallas y otras prendas, noto ya como suben sin problema.
La verdad que al estar ocupada el fin de semana no me da tiempo a picotear ni comer nada, así que aunque me pase en algo no es nada excesivo y no freno el proceso.
En el bar los Domingos se come (eso sí, cuando no hay jaleo a eso de las 5 de la tarde), primero vamos las camareras, luego los jefes (él y su mujer).
Hay cosas cocinadas de categoría claro: lechazo, alubias con chipiriones... tartas de queso, red velvet, carrot cake, flanes mouses... suele haber patatas fritas hechas, etcétera.
Pero yo fiel a mis historias, pues me siento y me como una manzana o dos naranjas y ya llegaré a casa por la noche y me comeré lo más grande en pollo y verdura.
He de decir que he atacado la tarta de queso este Domingo, pero como no he comido apenas más en todo el día salvo en el desayuno pues no me ha afectado lo más mínimo porque no tengo retención de nada.

El sábado salí con mis compañeros hasta las 6 de la mañana, hacía muuuuuucho que no pisaba una discoteca y claro, que uno de mis compañeros de la cocina me tirase los tejos ha sido bastante nuevo para mi, sensaciones no experimentadas hace muchos años (recordemos que llevo con mi pareja 10 años y excluida del mundo nocturno otro tanto).
Así que bueno, ha sido peculiar volver a un ambiente en el que no me movía desde que era una adolescente.
El caso es que me lo pasé genial, mis compañeras son majísimas y de momento me está gustando tener más ocupaciones (supongo que dentro de un tiempo no diga lo mismo).

Mi evolución muscular sigue y con nota, mis piernas están cambiando, cuesta mucho, es una zona muy maltratada y muy conflictiva y lleva más trabajo de lo que puede llevarle a otra persona, el caso es que ver que tienen forma y que dejan de ser una mole celulítica llena de adiposidad, motiva.

También noto mucho los suplementos que tomo, no puedo decir que sea eso en concreto pero no estoy pasando nada de hambre y me han bajado las caderas considerablemente en dos semanas, supongo que ayudar ayudan, al menos a quemar más rápido.
También noto que voy mucho al baño (y no me refiero al hecho de hacer pis). Creo que en parte también es culpa del café, cuando tomo mucho café solo suelo ir de 2 a 3 veces al día al baño.

Mi insomnio sigue, me despierto por las noches entre 2 y 3 veces, a veces con suerte 1, me da igual entrenar de madrugada o por la tarde, he probado distintas técnicas y nada, lo de dormir no se arregla. Consigo estar descansada porque hay días que me despierto, como algo, estoy una hora con el móvil, vuelvo a dormirme, me despierto, vuelvo a comer, vuelvo a dormirme,...y al final esos muchos pocos pues suman varias horas.
Hay gente que dice que es malísimo levantarse a comer de madrugada pero yo tengo comprobado que si como, luego tengo más somnolencia y en parte estar haciendo la digestión continuamente pues me ayuda.

(Jueves, día visita al cirujano)

Bueno, he flipado un poco en la visita.
No sé si anda muy cansado, saturado o que, pero estaba de un pasota que se ha coronado.
Me dice que que bien el aspecto de mi abdomen, que bueno sí, el pezón izquierdo un poco más elevado pero bueno, que aún tienen que asentarse los pechos y sobre los brazos nada, le dije lo del codo, me dice que es una piel muy especial que no se puede recortar más porque restaría movilidad al brazo y que él me lo ve bien (que va a decir...).
Pero le incidí unas 3 veces en que no me gustaba y aunque ponía cara de pocos amigos, es lo que hay, he pagado, no me gusta, tengo seguro de retoque y quiero que queden bien. FIN.
Me dijo que entonces sería anestesia local y que podría hacermelo e irme en el día pero que tendría que pagar 350-400€ al hospital por utilizar aquello para el retoque (Sí, no cubre instalaciones, sólo cirujano, anestesia...).
Me miró las piernas, me decía que la parte interna pues eso, incisión hasta la rodilla por la cara interna pero que la zona externa (la piel que se me aglomera al tumbarme a los lados de las caderas) que eso sería otra cirugía (con glúteos y espalda) y que eso a la vez que no, que me olvide.
Así que nada, no me obceco, me voy a centrar en los codos y posiblemente no me haga las piernas hasta el próximo año. No pienso hipotecarme y no voy ahora a dejar los curros que tengo para operarme, así que me lo tomaré con tranquilidad, me quitaré deudas, haré dinero, valoraré mi margen de mejora en el gimnasio y ya me lo haré, no voy a dejar de vivir o de disfrutar por ponerme en bikini o en minifalda, sinceramente.
La forma de despedirse fue... no sé, ni se levantó de la silla. Así que me fui muy decepcionada porque ni es propio en él ni me esperaba tan poca argumentación y simpatía, pues me tiene acostumbrada a todo lo contrario.
La verdad que últimamente debe estar haciéndose muy famoso porque la sala de espera se abarrota, coge tarde a la gente, la cara la tiene desmejorada y se nota que es un cúmulo de cansancio (hasta la secretaria decía que últimamente tenía mucho trabajo y que habían tenido que poner consultas hasta los sábados), el caso es que, si no hay cambio de actitud, al menos conmigo y con todo el dolor de mi corazón, acabaré buscando una segunda opinión.
A mi me encanta como opera, pero no puedo estar debatiendo los retoques o las alternativas a mis operaciones cuando me pintas una cosa un día, luego haces otra, me aportas una solución y luego resulta que ya no es lo que me decías. No me vuelvas loca joder, que no me doy paseos a Madrid por gusto, me supone 80€ la broma de ir a que me veas como para volverme sin respuestas.
En fin, decepcionada.

Sobre mi amigo me comentó mi cirujano que hubo riesgo de muerte, vamos, estuvo al límite. Creo que cogió miedo o ha debido ser un caso muy complicado porque me dijo algo así como... ya ves lo que pasa con cirugías combinadas y el susto que nos hemos llevado, así que no (como diciendo.. no voy a exponerte ni exponerme haciéndote más de una cosa en el quirófano, olvídate).

Añadir que mi madre me ha apuntado a una academia para preparar oposiciones (se supone que saldrán en el segundo semestre así que ya me puedo meter un cohete en el culo). Ha decidido costearlo ella, así que sumamos otra cosa más al carro. ¿No querías ocupaciones y metas? ¡PUES TOMA!.
Nada más por el momento, a comer, a entrenar y a vivir.

Nos leemos pronto.

Besines



viernes, 24 de febrero de 2017

Altibajos

El monstruo de las tortitas de arroz reaparece...jeje.

Semana del 6 al 12

Noto cierta felicidad, adormilamiento y chochería encima, se llama COMER HIDRATOS.
JOOOOOOOOOODER, pensé que no llegaba nunca.
Por fin desde hace dos días ingiero fruta, verdura, pasta, arroz... es completamente orgásmico sentirme como una persona normal, que disfruta, que no tiene hambre a cada rato, que se siente saciada, con fuerzas, con vitalidad... tanta proteína ya casi me relacionaba con ruidos, como los neandertales.
Un dolor de cabeza todo el coño día tenía... estaba con un humor de perros, de verdad.
Ahora entreno y ni me entero, tiro lo que me echen, sin fatiga, con fuerza, rapidez, potencia... parece otro cuerpo. Eso sí, aunque no note fatiga, las pulsaciones me van a mil y eso es sinónimo de tensión alta, mayor gasto energético, es incluso posible que me tenga que subir la comida según me ha dicho.

Yo sinceramente, es que adelgazo más y mejor con hidratos y fruta, no me digáis por qué, pero cuando como proteína por muy saciada que esté... no me va bien nunca y me es imposible seguirlo a rajatabla.

Esta semana bien, peso 77,3 Kg, ¡¡BIEN! vamos remontando.
Ahora vamos a ir durante 3 semanas con esta dieta para llegar a los 74 Kg y como él me ha dicho, tope máximo 70 Kg (yo intentaré ver el 6 aunque sea unos días hombre...ya es una cuestión de ilusión, creo que no he visto el 6 en mi vida o cuando lo vi debía ir al colegio porque en el instituto ya pesaba 70 Kg con 13 o 14 años, claro, medía casi como ahora...).
Di que si veo el 6, seguro que de la emoción me como una hamburguesa y vuelvo al 7 en cuestión de segundos, pero oye, la emoción estará ahí jaja.

Y nada, buena semana, fin de semana llevadero sin altercados, algún filete de más o una lata de atún de más pero vamos, minucias.

Anoche me comí una hamburguesa, las hicimos caseras (tengo hidratos, ahora puedo adaptarlo). No me eché queso, ni huevo, tampoco mayonesa, pero oye, tenía su jamoncito serrano, su carne 98% CARNE sin azúcar ni mierdas con su ajito, cebolla, perejil y un poco de leche almond para que ligue la mezcla, estaba cojonuda. El pan le compré en Mercadona, de esos especiales de hamburguesa recién hechos y triscones, que a mi los que son tipo bollo me dan grima (me recuerdan a las hamburguesas de Mcdonalds y me dan los 7 males).
Me supo a gloria.

Hoy saldremos con unos amigos al cine y después a cenar, ¿El qué? Pues otra hamburguesa. He encontrado un sitio que también las hacen vegetarianas, que tampoco es que me fíe mucho y conociéndome acribillaré a preguntas al del bar con eso de... ¿Pero lleva harina? ¿Pan rallado? ¿Le echáis azúcar? y acabaré optando por una con carne, que a poder ser, me aseguraré de que sea 100 x 100 carne.
Sin patatas fritas, ni jalapeños ni nada extra, mi hamburguesa con coca cola zero y aquí paz y luego gloria.
Lo que hago es que me quito algo de hidrato de la comida, del desayuno o de la merienda y así por la noche me permito el pan. Habrá quien diga: HIJA, POR UN TROZO DE PAN LA QUE MONTAS, bueno y que, no quiero salirme de lo establecido, si puedo adaptarlo lo prefiero, ya haré un salto de dieta en condiciones cuando la situación lo requiera, además, ahora acabo de volver al hidrato y aún no tengo ansia viva porque ahora me siento satisfecha, así que para que comer de más cuando realmente no estoy pasando hambre.

Mañana Domingo he hecho una lasaña. Tengo pasta ¿no? pues adapto las obleas de lasaña que pasta son, carne picada de vacuno, cebolla, pimiento, salsa de tomate casera y un poco de bechamel hecha con una cuchara de harina de arroz, leche almond, nuez moscada y pimienta. Luego unas virutas de queso hawarti light del DIA y a gratinar.
Ese queso ahora mismo le tienen en mi supermercado con el 3 x 2, está muy bien de valores. Más proteínas que grasas, apenas algún hidrato... (no molan las grasas saturadas vale, pero dentro de lo que cabe...).

Ayer he descubierto vinagre de modena en CARREFOUR sin azúcares y hay otro de otra marca distinta que es sin aceite, la verdad que prefiero el aceite a que lleve azúcar, pero nada, miraba valores y realmente no me convencía, pero bueno, una alternativa es para quien le interese.

Este mes voy de culo, con eso de la reducción de sueldo, los suplementos de mi novio que ahora usa más cosas para su dieta y el crédito, etcétera... ya empiezo a plantearme más en serio lo de encontrar otro empleo o cambiar a uno donde gane más así que ahí ando, búsqueda intensiva dándole currículo a mi madre para que se lo de a conocidos, inscribiéndome en todos lados... en fin, hacía tanto que no buscaba que veo realmente ahora como ha cambiado el panorama. Trabajos de mierda con sueldos de mierda, ahora con 30 años no les dan subvenciones por contratarme así que también entro dentro de otro saco que me limita... Tengo que plantearme seriamente si quiero opositar o que voy a hacer con mi vida, me da la sensación de que aún no he encontrado una profesión que me defina pero sí tengo claro que me gusta hacer muchas cosas con la diferencia de que no tendría tiempo para especializarme en todas. En algo me tengo que centrar. ¿Qué tal dietética? ¿Tendrá salida? Experiencia tengo...jeje.

Y nada, estuve de compras, fui a LEFTIES a una provincia cercana porque aquí no hay, y me compré por 40€ dos abrigos, 10 jerséis... un paraíso para mis sentidos. También calzado (2x1) que falta me hacía. Así que contenta por haber llenado mi armario para la temporada estival porque llevaba con lo mismo MUCHO MUCHO TIEMPO, de esto que ya vas a echar mano a algo y te das cuenta que tienes las mismas camisas mugrientas de hace 5 años.
Mi gasto fue simbólico vamos, no puedo gastar mucho más pero tiro de mi amiga la visa, que nunca me abandona.

Sobre la boca, que hace tiempo que no digo nada, ya me ha comentado la ortodoncista que terminaré en cuestión de meses, este año seguramente, ya que he decidido quitarme el canino (ese cabrón por el que llevo 2 años sufriendo con ortodoncia y ahora he decido fulminar). Así que nada, boca centrándose, yo afinando cuerpo... a ver a ver, igual un día llego a mirarme y gustarme. ¡Sería un gran acontecimiento!. ¡VOY A SER LA MÁS GUAPA DEL ASILO!.

Semana del 13 al 17

La semana empezó bien pero he ido teniendo bastante hambre y lo he hecho más o menos.
Tenía una necesidad de hidratos bestial, así que me he comido más de 1 y 2 paquetes de tortitas de arroz al día, avena...pan...
El sábado que estaba medio estabilizada y más deshinchada tuvimos una comida varios del gimnasio y me puse de moscato, empanada, tortilla, queso y lasañas hasta el tuétano.
El domingo seguí con mi síndrome y necesidad de hidratos y seguí comiendo sin fondo como si no hubiese fin.

Semana del 20

Empecé la semana retenida, obviamente por la semana anterior de excesos, el sábado de exceso y el domingo desbordante en el que encima no entreno y me pongo hasta el culo.
Me notaba tan tremenda y tan deprimida que no dejaba de llorar. Me envolvió una apatía y un malestar muy fuerte, me sentí vulnerable, las mallas me oprimían, me dolía todo el cuerpo y una hora antes de ir a entrenar le dije a mi entrenador que no iba, que intentaba ir por la tarde.
Llegó la tarde y seguía con un hambre descomunal a pesar de haberme puesto ciega días antes, así que media hora antes de irme a entrenar, cogí la comida hecha que tenía para mi novio del día siguiente (unos 150 gr de arroz con 260 gr de pollo) y después de haber comido mi comida, me la zampé.
La hinchazón era tal y el malestar anímico y físico que le mandé otro mensaje al míster y le dije que no me encontraba bien y que no iba.
Ha sido la primera vez en dos años que no voy por un motivo de peso y claro, me sentía tan decepcionada que no dejé de comer y llorar el resto del día.
Comía y me metía en la cama, así fue mi Lunes.
El Martes, me notaba mejor de ánimo pero seguía retenida como un globo, seguía con hambre, tuve más control pero estaba con una ansiedad desbocada, así que apagué el teléfono desde el Lunes noche hasta el Miércoles por la mañana y no quise saber nada del mundo. Me dediqué a comer lo que quisiera (sabiendo que yo como avena, tortitas y todas estas cosas, no me hincho a comida basura) y al día siguiente ya me levanté más animada y fuí a entrenar por la tarde.
La verdad que me escribió todo el mundo para ver que me pasaba porque no era normal que llevase dos días sin entrenar, pero joder, soy humana y también tengo ahora mismo un cacao de sentimientos y unos problemas que están haciendo pequeñas heridas en mi estado de ánimo.
Hoy Viernes intento tomarme las cosas con otra filosofía, a pesar de haber dormido fatal, tener el cuerpo completamente dolorido y estar costándome la vida entrenar a causa de los excesos (porque casi no puedo ni correr en la cinta del cúmulo que tengo encima).
La verdad es que tengo 30 años, camino de 31 en Julio, llega ese momento de mi vida en el que mi trabajo flaquea, a pesar de saber que no iba a ser el trabajo de mi vida ni a durar siempre, pero veo que tambalea mi estabilidad justo cuando más gastos tengo, que gastar en comer siendo dos metidos en este mundillo se hace cuesta arriba, que mis lujos o pequeños caprichos se van viendo mermados (y eso que mis lujos consisten en comerme una hamburguesa en el local de abajo de vez en cuando o comprar algo de ropa), que estar siempre privada de lo que me apetece comer para conseguir unos objetivos físicos pues hay días que es muy difícil, que mi sueldo ahora es inferior y la presión de mi jefe me merma y me cabrea (porque el tono amenazante continuo de "si no mejora la cosa tendré que cerrar o prescindir de alguna de vosotras" me retumba en la cabeza y no me deja vivir), porque no sé que hacer con mi vida todavía a día de hoy: ¿Opositar, estudiar otra cosa, estudiar algo que me guste o que tenga salida, buscar otro curro, dejar el que tengo?.
Y es un cúmulo de presiones y de cosas que me agobian. También me agobia estar tanto en casa. También que salga el sol y tener estas cicatrices aún tan frescas y visibles.
Me agobia mi aspecto cuando sé que quiero estar más fina y no dejo de comer porque la propia dieta restrictiva me causa ansiedad.
En resumidas cuentas, vuelvo a tener una época de mierda pero bueno, hay días peores, situaciones peores que la mía y gente que realmente lo pasa peor.
Lo que me da fuerza es haber creado este blog, venir aquí a vomitar mis miserias y encontrarme con algún que otro e-mail vuestro, subiéndome el ánimo y confiando en mí y en esta fortaleza que creéis que tengo, porque si no fuese muchas veces por el empuje de otros, esta que está aquí quizás no hubiese llegado tan lejos.

Mis cambios físicos ahora... no sé donde estarán porque lo que ganas en semanas lo pierdes en 3 días si haces el idiota, al final es volver loco al cuerpo con el sube, baja. Pero no voy a venirme abajo porque sé que cuando la regla baje y haga las cosas bien dos semanas seguidas, volveré a ver mis progresos.
Últimamente definir y llegar al final se hace imposible, desearía tener una ocupación por las tardes que me obligue a salir de casa porque realmente estar ocupada es lo que hace que no piense en comer.

Cambiando de tercio os contaré que han traído LECHE ZERO de la marca Soymilk en Mercadona. Viene edulcorada, vale 1.40€, es de almendras como la Almond Breeze y está muy rica sola (cosa que la otra no tanto porque amarga).

Y esto es todo por ahora.

Ya dejo el paño de lágrimas guardado para otro momento y voy sacando los dos cojones que me gasto cuando quiero para seguir en esta lucha. Lo importante como siempre es remontar.

Besos



martes, 31 de enero de 2017

Primera definición del año + Fotos comparativas brazos y evolución 3 meses operada

Ay madre... lo siento.
Lo de escribir últimamente se me hace costoso, me he enganchado al coño Netflix de las series, películas y demás, luego suelo quedar con una amiga bastante, hago más planes de los que solía, me tiro más horas en el gimnasio que un tonto (estoy pensando seriamente en comprarme un colchón y ya dormir allí) y entre hacer compras, comidas, cenas y todo eso... estoy completamente OUT (que anglicismos me marco, mi padre fumaría en pipa leyendo esto).

A ver a ver...por donde empiezo.
Bueno, por partes:
Dieta y entreno
Aquí la señora Sara ha sido muy feliz glotoneando y cuando la han pesado en el gimnasio se ha quedado con cara de polvorón revenido. Pesaba la friolera de 84, 5 Kg que el parraque ha sido monumental, pero bueno, es que yo realmente me veo compacta pero no gorda, no sé como deciros.
El caso es que mi dieta de definición empezó el día 09 si mal no recuerdo, la primera semana perdí
4,5 Kg hasta llegar a 80. La segunda semana llegué a 77,8 Kg haciéndolo bien con algún extra y esta semana pasada no he querido pesarme porque me ha bajado la regla el Domingo y ese día sin saberlo he tenido ansia viva, así que me he hecho una carga de hidratos de las cojonudas (de las de 4000 calorías entre arroz, pasta, avena y fruta) pero claro, es que ando a proteínas solamente y me subo por las paredes. Ando calmándome de vez en cuando con mermelada del supermercado DIA, es la que mejores valores tiene de todas (la light claro), son unas 60 calorías el bote, muy pocos hidratos y me la como de un tris con la cuchara y me quedo como dios.
Como se sabe, normalmente para entrar en cetosis (quema de grasa) se deben consumir menos de 50 gr de hidratos al día, así que con el bote de mermelada me sobra bastante, aún podría comerme 2 botes más jaja (no me hagáis mucho caso, yo es que me trastorno a mi manera).
Bueno, tenía el colacao 0% azúcares y grasa que se llama fibra, es el que viene con letras verdes y lo venden en todos lados ya y joder, empecé a hacerme colacaos intensos hasta que me acabe el bote de una sentada, lo sé, soy muy bestia, pero mi cuerpo tenía las hormonas a punto del colapso, así que aquí ando esta semana, remontando sin pesarme, que yo me noto la retención cuando corro sin necesidad de subirme a la báscula. Supongo que para el sábado ya haya conseguido arreglarlo.
Pero bueno, si tardo un poco más... pues no pasa nada, será por tiempo...

Mi evolución muscular es importante. Tan importante que aunque mi espalda y mis brazos quieran, meterse en una talla S de Stradivarius ya significa reventarla, pero bueno, como siempre supongo que el fabricante tendrá algo que ver porque lo de la ropa seguirá siendo un misterio por mil años que pasen.

Ahora levanto más peso, me cuesta muchísimo menos (y ojo que he estado comiendo una miseria). Así que ya podemos hablar de otro escalón más y otra categoría muscular.
Ahora mismo estoy más marcada con el peso que tengo que cuando pesaba 72 Kg en verano por lo que cuando llegue a ese peso supongo, note una gran diferencia.
A veces me resulta curioso los grandes cambios que veo cuando realmente no tomo añadidos para muscular más ni polvos mágicos, lo más sintético que tomo son batidos de proteínas y ahora mismo uno al día si es que me apetece, a veces lo suplo por otra fuente de proteínas (pavo, pollo, jamón, atún, claras...) , que vamos, esto es a base de comida natural, si me atiborrara a pastillas y suplementos igual era como Conan pero con tetas.

El otro día aburrida descubrí unas fotos de mis brazos antes de operar (BIEN SARA), no pensaba ni que tuviese porque la verdad que fotografiar mis defectos me cuesta, pero soy consciente de que todo lo estoy documentando y hubiese sido un error no tener algo (aunque siempre me queda volver a engordarlo todo y así poder sacar la foto ¡SÍ....CLARO...!).

Así que aquí dejo fotos de la comparativa de brazos que aunque habrá quien no vea un gran cambio puedo asegurar que al menos ahora cuando estiras la piel no la estiras medio metro:

Esta primera foto con el sujetador rosa es de hace más de un año, aún sin operar de nada, la de al lado es de ahora, hace unos minutos. No me he vuelto puritana por taparme el pezón que cien mil veces habréis visto en fotos y que además pongo más abajo en primera plana para que se vea la evolución de la operación, pero tampoco es plan de que todas las fotos sean enseñándolo todo cuando queremos centrarnos en el brazo.


Esta foto con la camisa gris es de este verano, Julio/Agosto de 2016.



Aquí parece que el codo no ha tenido gran impacto, pero creerme, el codo necesita un retoquito, ha quedado ahí una piel en ambos muy picuda que no lo hace nada estético.

Aquí dejo unas fotos actuales sin ropa una de ellas para que se aprecie la cicatrización y evolución de pecho, brazos y el abdomen (que cumplirá un año esta semana).




Tengo un amigo que se opera en menos de un mes con mi cirujano de abdominoplastia, él ha perdido unos 50 kg. También le retocarán el pecho. Si un día se anima y me lo permite, subiré fotos para que los hombres también vayan viendo como queda, pues también entrena como yo y sigue este mismo estilo de vida.

Y nada más por ahora. AH BUENO SÍ! NOVEDAD EN MERCADONA: CHOCOLATE puro 0%. Exactamente los mismos valores que el de la marca VALOR, pero exactos ¿eh?, misma cantidad en el envase y como 1€ más barato.
De Mercadona os recomiendo el pavo, el jamón, el abadejo (pescado congelado), el rejo (idéntico al pulpo, también congelado), las colas de merluza de cabo o algo así que sale super barato para venir 1 Kg de pescado, la piña en lata en su jugo, los espárragos (tallos) y las avellanas. Estos productos son siempre por excelencia para mi básicos y el sitio más barato donde lo encuentro. Siempre recomiendo mirar el PRECIO/KG que viene en letra pequeña en las etiquetas porque somos muy dados a mirar el precio del envase y muchas veces por 1€ te están metiendo 4 lonchas (90 gr de comida) y realmente el precio/kg sale a muchísimo.
Yo por ejemplo, los espárragos es algo que consumo muchísimo y son carísimos, en DÍA el precio/kg más barato que encontré eran 9 euros con algo mientras que en Mercadona los tallos salen a 5€ con algo el Kg. Podéis flipar mirando precios, les he llegado a ver a 35€/kg, asustada me quedo.
Luego, por ejemplo, el pan de centeno, la pechuga de PAVO y otras cosas, las tienen muy baratas en LIDL y en DIA pues siempre me sale rentable el atún al natural, la verdura, la fruta...
He sido muy asidua a Carrefour pero realmente no sale rentable salvo alguna oferta puntual como puede ser la segunda unidad al 70% o cosas así. Normalmente ahí compro las tortitas de arroz, las claras de huevo, queso batido y alguna salsa como la de soja de la marca de ellos, que está genial en valores, para todo lo demás no me trae cuenta pues ahora ya no me hacen descuento por alimentos frescos al tener ya 30 años (ahora soy vieja ya jaja).

Bueno, cualquier dudilla respecto a estos temas soy una friki entendida que cuando hace la compra se tira 300 milenios mirando la etiqueta y eliminando de la cesta todo lo que lleve fécula, almidón, azúcar, etcétera, además de saberme los precios de memoria de casi todos los comercios y donde encontrarlo más barato.
Ahora en hipercor tenían la leche almond zero (3 x 2) y las mermelada hero diet con descuento en la segunda unidad y ahí estaba yo para comprarlo. Me apasiona la mermelada de frutos del bosque light de hero diet... es mi perdicción.

El otro día he hecho  una tarta libanesa de naranja con mousse de nueces (fitness por supuesto), inventada como casi todo lo que hago y en el gimnasio ha sido un auténtico espectáculo lo que ha gustado. A ver si me pongo con las recetas un día que soy de lo que no hay.

Espero volver pronto. ¡ABRAZOS!

martes, 3 de enero de 2017

Feliz año 2017+Glotonería ON FIRE

Hola corazones... (que diría Igartiburu...):
¿Cómo se os han dado las fiestas?.
Yo bien, la verdad que estoy bastante bien, anímicamente, físicamente y mentalmente.
Días de mucho vete-ven, donde todo ha implicado jalar más que verse con la familia (casi diría que los humanos nos llevamos mejor cuando hay comida delante) y bueno, me he tirado la friolera de 9 horas cocinando el día previo a noche buena y otras 9 horas (que ni con cronómetro lo hubiese hecho igual de bien) el día previo a noche vieja.
Desde hace algunos años mi abuela tiene una actitud un tanto...peculiar ante la navidad.
Vale, tiene 92 primaveras y aunque está perfectamente, estas celebraciones la agotan.
Yo siento cierta responsabilidad, intento aportar todo lo que puedo, cocino para que ella no tenga que hacerlo, me meto la paliza del año y me siento satisfecha por habérselo ahorrado y porque mi familia disfruta de todo lo que hago pero... es que ni eso evita que siga quejándose, sigue con  la negatividad de que la navidad sólo es para comer...de que somos excesivos...de que la angustia tanto movimiento por casa y yo ya estoy hasta la peineta, porque más no puedo hacer.
Así que han dicho que para el año que viene que iremos a comer fuera para ahorrarla el jaleo (no sé que jaleo pero bueno).
Resumidamente, que si tengo ilusión, se me va de golpe con tanto "optimismo" (entiéndase la ironía).
Así que este año ni luces, ni belén, ni árbol ni fun fun fun, comer, hablar lo justo, fregar, echar una cabezada y para casa. Emoción a raudales.

Los días de noche buena y noche vieja me junto con mis padres, así que hago una cenita fitness para los 3 y así no cometemos excesos.
Navidad, año nuevo y reyes se hace en casa de mi abuela (ahí ya con toda la grasa posible....).

En noche buena hice unos crepes rellenos de champiñones y langostinos y por fuera una salsa de puerro, langostino, quedo philadelphia y naranja, que gratiné en el horno.Los crepes los hice con 50 gr de harina de arroz y huevo+claras.

 


De segundo hice redondo de ternera, lo pedí en la carnicería y en el relleno pedi: jamón codido, jamón serrano, pimientos y huevo cocido. Lo hice con una salsa de ciruelas, pasas y orejones.

De postre unas torrijas fitness, que constaban de un bizcocho que hice con plátanos, naranja, harina de arroz y huevos. Luego lo he partido en rodajas, he pasado por huevo y por la sartén (sin aceite) y he añadido sirope de chocolate hecho con agua y chocolate valor desgrasado.

Les ha encantado todo y nos hemos quedado la mar de satisfechos. Además, nada pesado.

El día de Navidad...pues ya se sabe...patés de cabracho y puerro, empanadas de carne y pescado, carne,,, bacalao con pimientos, torrijas, turrón...
Comí de todo, me llené pero sin encontrarme mal y por la noche tenía hambre y cenamos como habitualmente, así que bien, no noté cúmulo cuando entrené el Lunes, seguía notándome ligera.



En noche vieja hice hummus de remolacha, que mojamos con pan de centeno tostado al horno, es 100%centeno, lo compro en carrefour.
Luego por petición de mi madre hice un solomillo de cerdo con salsa de manzanas reineta y ciruelas y de postre una tarta sacher a mi manera claro (bizcocho como el de las torrijas pero abierto en 2 capas, una capa con mermelada de frutas del bosque sin azúcar, otra capa con crema de chocolate que hago con philadelphia, cacao valor y naranja y por último la cobertura).
También se lo gozaron de lo lindo mis padres.

     




Y Año nuevo pues ya se sabe... más empanada, asadurilla de cordero, patés, merluza en salsa de langostinos, leche frita, torrijas, polvorones, turrón...

Este día ya me pasé 3 pueblos, bueno, desde el sábado a mediodía ya iba fina, resulta que me puse a hacer torrijas porque tenía como 8 barras, se me ocurrió la brillante idea de hacer torrijas para un regimiento y de dos tipos, normales y rellenas de crema.
Claro, había que probar el invento...
Pues mira que me conozco, que sé que no puedo probar el azúcar, y ahí voy yo sin más a comerme una torrija, menuda lié. No paré de comer torrijas en todo el sábado, si no me comí 30 no me comí ninguna, como una auténtica bestia. Al día siguiente me puse tita obviamente en año nuevo, intenté compensar y no desayunar mucho, cené normal pero vamos.. comí turrón y postre hasta hartarme.


El motivo de que me pusiera morada fue que llegué de entrenar el sábado y mi entrenado  me dijo: "aprovecha para comer que el Lunes empezamos". Y dije...me cago en la puta, si pensé que iba a ser el día 7.... Total, que me entró como ansiedad y según llegué a casa comenzó el estropicio.
El caso es que aunque el Lunes ha sido PESADO, y digo esto porque me notaba como un globo, hoy Miércoles me noto estupendamente y eso que me tocaría regla hoy, pero como no me peso desde que me operé, el factor psicológico no está así que he dado rienda suelta a mi gula y listo, ya ha sido suficiente.
Estos días me permito comer algo más si tengo hambre, como digo, prefiero eso que llegar luego y arrasar.
Luego hoy, el míster me ha dicho que empezamos el Lunes... vaya mareo.... Digamos que esta semana empezaba como el previo, la preparación mental ( o eso quiero entender).
Hoy ha dicho textualmente: "vas a estar 25 días sin poder salir de casa, osea, salir sí pero no vas a poder cenar ni comer por ahí, va a consistir en dieta rigurosa, con fases de descarga 3 días y carga 1 día, con descarga también de agua" (lo que viene siendo definición pura y dura como la del verano).

En parte me alegro... voy a ver el trabajo construido ya que ahora hay una diferencia muy notable, tengo las piernas moldeadas aunque esté en el peso del año pasado o por encima, es decir, que el cuerpo está más trabajado y eso se nota aunque pueda pesar más que en verano.
Me noto menos cartucheras aunque mis centímetros de cadera sigan igual desde hace meses, pero cuando me siento, la grasa o piel que se me apoltronaba a los lados, es bastante inferior y analizando mis piernas detalladamente, lo que más me falla es la cartuchera y quizás tenga bastante grasa ahí y es lo que no me hace ver cierta armonía cuando me miro, por eso en definición estoy tan contenta, la cadera se me reduce notablemente y me veo las piernas como quiero.
De hecho cuando llevo prendas que cubren la cadera es cuando me gustan mis piernas, así que zona conflictiva localizada. Aunque cueste creerlo, muchas veces te miras y observas todos tus defectos pero quizás es uno el que hace que todo el conjunto te parezca horrible cuando realmente hay que centrarse en algo concreto.
A mi me ha resultado difícil localizar mis zonas conflictivas porque como para mi son todas... 
También hemos trabajado mucho el glúteo y he visto muchísima mejoría, lo tengo mucho más elevado, respingón y duro. A veces cuando corro me da la impresión de tener una bola adherida que se mueve detrás de mí, se nota el volumen y la llamada "banana subglútea" que es como la "sonrisa" que se dibuja debajo de la nalga, en mi caso más que sonrisa era una cara de tristeza, porque ese arco estaba más abajo que el subsuelo.
Los cambios han venido en cuanto hemos metido más peso en las máquinas y hemos incrementado la intensidad de los ejercicios y las repeticiones, y bueno, que dentro de poco (Abril) haré dos años y ya iba siendo hora de notar cambios aún más significativos, aunque a diferencia de otras personas que siempre se quejan de estar igual, yo tengo la suerte de que no he dejado de ver cambios nunca o al menos durante largos periodos.

De los brazos voy bien, se ha bajado mucho el codo, tengo mejor el derecho que el izquierdo, está costando ver el codo deshinchado y eso que ya han pasado más de 2 meses.
Aún así sigo queriendo que quede como debe.
Por otro lado, el punto estaba cerrado pero haciendo estiramientos ha vuelto a salirme un poco de costra, así que eso significa que algo se abrió y ha sangrado.. pero bueno, es que tengo que estirarme si o si.

Sigo durmiendo mal, me levanto mucho por la noche, he tenido sudores importantes, supongo que por las digestiones copiosas.

Agradeceros los mensajes a mi último post por aquí, en facebook, por privado... siempre os leo, he perdido el hábito de contestar a menos que sea alguien pidiendo ayuda porque me enrrollo y ahora mismo me cuesta bastante sentarme y escribir porque tengo otras cosas en la cabeza, pero me anima mucho saber vuestra opinión y me gusta que participéis, porque si pierdo la objetividad, me ayudáis a recobrarla.
Cuando me decís que me obsesiono y que quizás necesite ayuda psicológica, no os niego que mi pedrada es monumental con el tema del físico, pero os diré que a mi de poco me ayudaría un psicólogo, lo mismo que poco o nada me ayudó un endrocrino, dietista, etcétera. Soy consciente de mis obsesiones, sé identificar cuando me paso, cuando algo se me va de las manos, cuando le doy más importancia a algo de lo que debiera, pero creerme, soy cabal, sé ponerme límites, no voy a enfermar, simplemente intento verme lo mejor que pueda para en el transcurso, saber aceptarme también con mis defectos, que aunque no lo parezca, lo voy aprendiendo.
Habrá otros métodos pero yo procuro aplicarme las cosas a mi manera porque soy quien mejor me conoce y precisamente el haberme dedicado tiempo y saber como combatirme a mi misma, es lo que ha hecho que hoy pueda estar aquí, mostrándonos mi día a día y no en una caja de pino con 200 Kg o más.

Por ahora nada más que añadir, ya quedan los Reyes y por fin, vuelta a la normalidad.

Ah bueno sí... hay rebajas por ahí. Pantalón de New Yorker por 5€ (no me digáis que no es mono).



¡FELIZ AÑO!. Muakas!

lunes, 19 de diciembre de 2016

Revisión cirujano + Evolución mes y medio

Bueno... parece que últimamente me cuesta sentarme y escribir.
La verdad que tengo muchas cosas que hacer y también me va dando pereza. Principalmente escribo por mi, lo de ayudar ya va pasando a segundo plano, no sé cuanta gente me lee, no me preocupa, pero sí que veo que sólo vale repetirme como el vinagre porque nadie se molesta en leer las cosas, es desesperante.
Así que sin darle más bombo al tema, seguiré escribiendo mi diario, mi vida, y al que le venga bien, pues aquí está esto, mi testimonio, mis vivencias y mi día a día por si alguien quiere tomar algo de esto como referencia en su andanza.

Estas semanas han sido un poco de cal y una de arena. He tenido algún bajón en el que me he sentido sumamente vulnerable, me he derrumbado un día en la cocina y me he puesto a llorar mientras hacía la cena, he abrazado a mi novio (más bien me abrazó él) y le he dicho que estaba cansada y frustrada con mi aspecto. Quiero seguir luchando y lucho, tengo claro que no voy a cesar en mi empeño, pero me agoto, me agota mirarme y mirarme y mirarme, verme sumamente imperfecta sin ropa y casi perfecta con ella. Algo que será así siempre.

Los brazos han mejorado mucho, pero los codos...aunque han bajado algo más, siguen siendo un trozo de carne montado. El cirujano me vio el día 07 y me dijo que todo estaba muy bien.
De los brazos me dijo que esos "culos de pollo" se dan porque al coser y hacer coincidir la carne, si no paran en un momento, la cicatriz seguiría y seguiría hacia delante, vamos, podría tirar hasta la muñeca para que quedara como quiero pero ... yo le dejé claro que no tenía esos codos, mis codos eran perfectos y no quiero ahora tener otro complejo en los brazos... así que me dijo que aún tenía que remitir un poco más la hinchazón, que me vería en Abril y ya ahí lo veíamos, que podría en tal caso hacerme una incisión horizontal sin necesidad de ponerme anestesia general y estirar esa piel del codo hacia arriba y recortar el sobrante.
Me dijo que tendría una cicatriz horizontal, le dije que me daba absolutamente igual. Será por cicatrices...
Le comenté mi descontento con la incisión de la axila hacia abajo, me dijo lo mismo, que si quitan y quitan que la incisión me llegaría hasta la mitad del cuerpo, que eso no se notaba y que tampoco me obsesionara... pero vamos, que pase por una cirugía para quitarme piel y la piel siga en algunas zonas... da mucho por el culo. Y si hay que hacerme una raja hasta el infinito, pregúntame, yo decido.

Ya estoy empezando a tener claro que ninguna cirugía me va a dejar como quiero, así que quizás ya pase de operarme más, no lo sé, ahora mismo quiero tomarme un tiempo de tranquilidad, centrarme en mis cosas, mi rutina diaria de deporte y de quehaceres y centrarme en las deudas actuales, que veo que es un suma y sigue.

Comentó que le preocupa la incisión del brazo derecho porque no estoy estirando suficiente los brazos. Me recomendó ir al fisio y hacer estiramientos todo lo que pudiese hacia arriba, como intentando alcanzar algo que estuviese en una balda muy alta, ya que la cicatriz se puede acostumbrar a su posición actual y luego tener limitaciones al mover el brazo.
Todos los días dedico unos minutos a los estiramientos y aunque dolía, ya creo que ha mejorado y no noto tirantez. Se puede decir que ya ando al 100 x 100.
Lo del fisio paso, para estirarme durante rato ya entreno 2 horas al día, creo que me puedo ahorrar lo demñas.

Ayer empecé con las tiras de Trofolastin, casi uso más que en la primera operación, así que ahora el gasto será el doble.

Los pechos los veo bien aunque con sujetador anatómico cuando se me notan los pezones, me veo uno más alto que otro, pero mira.. ya paso, si se nota bien, y si no se nota...yo no lo veo con sujetador. No voy a ir en tetas por ahí, así que para mi queda.
Igual tiene que ver con mi supuesta escoliosis, ni idea.

En Madrid aprovechamos y nos quedamos de puente allí. Anduvimos muchísimo, no exagero si digo que entre 20 y 30 km diarios, llegábamos exhaustos.
Vimos muchas cosas y disfrutamos de la capital. No comí nada distinto y entrené todos los días, ya que el alojamiento tenía gimnasio. Llevo sin pesarme un mes pero ya me noto que he bajado bastante, al menos en el espejo me veo bien, igual de bien que antes de operarme así que con eso me quedo.
En el gimnasio ya lo hago todo, así que eso me ha devuelto la normalidad y he salido del bucle de negatividad. También Madrid ha sido el punto de inflexión, pues después de volver del viaje ya me he vuelto a ver, estaba muy a disgusto con mi apariencia, necesitaba bajar y relajarme con la comida, y en el momento que desconecto, cuando salgo de casa, hago cosas y tengo ilusiones, es cuando la comida desaparece de mi mente.
Llevo bastante tiempo sin hacer comida libre, sólo como algo de más cuando me apetece o tengo hambre. Si hoy tengo hambre como más fruta, más arroz... lo que sea, y así no tengo que llegar un día de la semana y ponerme como un jabalí.
Hace tiempo que llevo esto a la práctica y siento una serenidad inmensa.

Diría que estoy en otra fase de todo este proceso, ya voy comiendo por sistema aquello que me aporta sin pasarlo mal por aquello a lo que estaba enganchada, ya no tengo ese concepto de pecar, pasarlo mal por un alimento concreto... busco siempre las opciones que más me sacian y me gustan. He aprendido que la comida de verdad es lo que me apetece y no prima algo grasiento o azucarado, antes ya consideraba estar en este punto, pero a día de hoy realmente es que ni pudiendo darme el placer de comer cualquier cosa, me decanto por esa opción. He anulado completamente de mi mente ciertos "alimentos" (productos) y es como si no existieran.
No me canso de escuchar: "disfruta un poco de la vida". Como si comerme un bote de nocilla me estuviese dando algo que no me diera una tarrina de queso de burgos con miel.
Si creyera que lo digo con la boca pequeña para autoconvencerme seguramente mañana estaría haciendo otra cosa muy distinta a lo que digo, pero llevo muchísimo tiempo sin tener los productos como prioridad y sin centrarme en un día semanal como día para atracarme, así que considero que es un escalón más logrado.
Otra cosa que me pasa es que estoy ahora tan contenta con mi aspecto (el que tenía antes de operarme en cuanto a volumen y supongo que peso) y valoro tanto mis progresos en el gimnasio (porque les hay), que no me apetece por comer de más volver al sentimiento de hace unas semanas.
Valoro sentirme bien, estar tranquila, a gusto... ¿Por qué voy a cambiar ese sentimiento por atiborrarme?. Así que eso me ayuda a tener cierta estabilidad, como por que tengo hambre, pero necesito comer lo necesario. Después mi cuerpo sigue siendo lo que era antes de comer, sin retenciones, sin malestar, sin hinchazón... y esa felicidad es lo que me ayuda a que la siguiente vez que coma, recuerde que debo hacer lo mismo para seguir sintiéndome bien y así es como mecanicamente pasan los días, aprendo a comer por sistema con normalidad y esa estabilidad hace que mi mente no piense en comer de manera compulsiva o más de la cuenta. Ahora sí sé parar.

Después de volver del puente, he tenido viaje de empresa, cierre del año y cena de compañeros.
He comido y cenado casi todos los días por ahí, no he comido pan porque no lo como, no he pedido croquetas ni cosas grasientas porque no me siento bien comiendo eso, he elegido brocolí con patata y salmón, he pedido el entrecot sin patatas o si las han puesto he comido 2 o 3, algún día he comido tarta de queso pero no me he tomado la nata ni el sirope... he bebido vino y cuando he estado libre he entrenado. No tenía gimnasio, llovía y mis intentonas por hacer ejercicio se esfumaban, pero entrené en el hotel, hora y media, sudando como una bestia. Ejercicios de suelo, zancadas, sentadillas, peso muerto, abdominales... No hay pretextos. Yo amo lo que hago, lo necesito, me gusta, no es por imposición aunque haya acabado de esta forma por necesidad, a día de hoy es mi día a día y lo que me llena.

Y sin más, he llegado a mi casa y me quedaban todavía más grande los pantalones.
Es decir, que cuando ocupas tu tiempo y comes lo que necesitas, no te tienes que plantear ni ponerte a dieta ni adelgazar, simplemente el cuerpo es sabio y va volviendo a su estado natural.

Dejo unas fotos de mi estado actual y unas de la semana pasada en mi viaje de trabajo, que hace mucho que no subo fotos vestida de calle.

A todo esto: FELIZ NAVIDAD.
Ya tengo el menú... y va a ser de lo más fitness.

Nos leemos.




                           



lunes, 28 de noviembre de 2016

Tras un mes de cirugía + Fotos + Reporte semanal

¡Hola!
He redactado durante semanas el blog pero dejándolo en borrador. Más que pereza (que también) es que ando a varias cosas y sentarme, escribir, buscar las fotos, pasarlas al ordenador... todo requiere un tiempo importante (me puedo tirar aquí 2 horas tranquilamente).

Así que voy a ir dejando el reporte de estas casi 4 semanas:

Semana 2 tras la operación

Mi aspecto es el mismo...bueno, similar.
Brazos y pecho estupendos pero con flotadores y piernas enormes.
He bebido agua hasta no dormir de lo que me meaba por las noches, creo que en alguna ocasión hasta 8 veces me he levantado.
Y vale, bien, me puedo sentir algo más ligera pero ahí sigo, esperando que todo vuelva a su ser (curiosamente, que vuelva a su ser aquello que NO ha sido operado), es curioso.
Sigo sin pesarme, no quiero sustos. Aunque mi entrenador me ha pesado el Viernes y... 5 Kg más. Bueno... precisamente para tirar cohetes no es, pero he tenido bastante ansiedad y sinceramente, el step de casa y andar...tampoco me habrá hecho mucho.
El Viernes ya he empezado a comer de dieta, estaba desatada y relajada y lo he estado el fin de semana pasado comiendo muesli como si no hubiese un mañana. Aunque este fin de semana me he pasado tres pueblos también... pero siempre sucede igual, después del relajo la fase de adaptación tiene altibajos hasta que te estabilizas física y mentalmente.
He hecho step todos los días, andar en la calle a ráfagas porque llueve a mares sin cesar y además ahora estoy medio griposa, resfriada o como queramos llamarlo.

El caso es que en dos días en el gimnasio ya notaba como estaba afinando, pero como me he puesto morada el fin de semana... pues hoy Lunes comienza la remontada.

La semana pasada ha sido difícil porque estaba limitada, dolorida, catarro, hambre, a punto de regla, heridas en la boca, la cabeza que me estalla, durmiendo mal... y un dolor en las piernas tremendo, como si me atacasen 500 varices a la vez. Fatal.
Defensas bajas totalmente.

Ya el colofón final ha sido citarme la semana pasada para el médico de cabecera para que me derive al enfermero y que me llamen para decirme que no me quitan los puntos en la seguridad social, que como lo he hecho por privado que ellos no se responsabilizan y que si quiero que me lo hagan que son 70€.
Osea, me opero por lo privado, no les supongo un puto duro, no molesto para nada, pago rigurosamente mis impuestos para tener acceso a una sanidad y no me quitan 4 puntos de mierda.
Es una vergüenza.
Yo entiendo que haya quien les justifique con eso de que no están obligados, y vale, no lo estarán. ¿Pero hoy si y mañana  no? ¿Hoy a ti te lo hago y a Fulanito mañana me niego? ¡De qué cojones va esto!.
Si yo voy a tu casa y me dices que para entrar tengo que descalzarme, luego no dejes entrar a todo el mundo con las botas llenas de barro ¿No?. ¿Las normas son para todos o para quienes nos apetece?.
No me cabrearía tanto si supiese que esto es así, porque lo acataría y ya contaría con irme a Madrid a retirar los puntos. Pero he tenido que comprar un billete a Madrid a dos días vista porque no puedo tener los puntos más días en el cuerpo (no es recomendable), ya que contaba con que me los quitasen aquí. Primero porque ya lo hicieron una vez y segundo porque es de auténtica falta de humanidad que una persona recién operada tenga que estar dando vueltas (aunque no sé de que me extraño porque cuando fallece un ser querido y cuando más jodido estás, es cuando más te tocan los huevos con trámites y vueltas). Si lo dejasen todo claro, yo ya tendría todo esto atado desde un inicio, pero sí, quizá la culpa es mía por confiarme después de todo. ¡QUÉ ASCO DE BUROCRACIA!
Y diréis... pues haber pagado 70€ y te quitas de tonterías. Y UN JAMÓN. Antes me como una boñiga de 5 kg que darles un puñetero euro.
Para la operación de piernas me alquilaré un piso 1 mes y me quedo allí, pero a mi no me tocan más la moral.
Así que nada, fui a Madrid (ida y vuelta en el día). Me dí un paseito de 8 km que es lo que tengo desde la consulta a Chamartin y encantada de la vida.

El cirujano me dijo que todo perfecto, que estaba muy contento, que tenía todo muy buen aspecto y que cuando me miraba se quedaba asombrado del cuerpazo que se me estaba quedando.
Le comenté lo del codo, que lo tengo bastante grueso, como con mucha piel encima de los pliegues, pero me dijo que debía dar tiempo a que se deshinchara, pues aún estaba reciente.
Y nada, me quitaron los puntos y el día 7 de Diciembre me vuelve a ver.

Semana 3
Esta semana, el miércoles, haré 4 semanas operada y realmente puedo decir que aunque me tira en algunos movimientos, prácticamente ya no noto nada (a salvo de los codos como morcillas).
Ha sido muy llevadero, apenas unas molestias y escozor los primeros días pero de muy pronta recuperación.
Las incisiones del pecho nada que ver con las de la primera cirugía, todo con un corte muy limpio sin relieves ni nada, se  ve casi como estaba antes de operar solo que con cortes recientes del color propio de una cirugía, la vez pasada recuerdo que era más aparatoso mirarlo.
Al ser piel y no tener que poner la prótesis como la primera vez, pues las molestias no tienen nada que ver.
Aquí una foto de la primera cirugía en Febrero y de la última en Octubre, el pecho mucho más bonito y realzado en esta ocasión.

Estoy un poco adormilada. No soy consciente de que me he operado y una cosa que me pasa es que me miro y me veo igual, como si nada hubiese cambiado. Uno se acostumbra rápido a lo normal y se olvida de lo que era aquello.
Luego la recuperación es muy rápida y a día de hoy pienso que ya he pasado por la segunda cirugía y no me he dado ni cuenta, tengo esa sensación de cosa pendiente... y no termino de digerir que ya he finalizado otra parte de mi proceso.
Sigo diciendo que sigo descontenta con mi aspecto, y creo que seguirá siendo así por los siglos de los siglos porque entre tanta estría y tanta sutura... parezco un cromo. Pero lo dicho, un cromo terso al menos.

Como primera impresión lo dicho, no me gusta el codo (necesito que baje para ver si se queda así o es parte de la inflamación) y luego tenía que haberme quitado más piel de la zona baja de la axila, ya que me ha hecho un corte recto hacia abajo para que no se me amontonase la piel sobre el sujetador y sigue habiendo piel ahí, y esto no es paranoia, puedo estirar y se sigue arremolinando igual cuando me pongo el sostén así que... a ver porque coño tengo una incisión ahí y no está como debería... No me quiero cabrear, ya me ha quedado claro que la perfección no existe, pero coño, si en esa zona la piel sigue siendo como boomer pues no mola tener una cicatriz que no ha cumplido su función.... para eso nos la hubiésemos ahorrado ¿No?.
Es que luego los retoques implican otra vez quirófano y no es de buen gusto tener que entrar por algo tan sencillo, porque siempre pasa igual, que podría aprovechar la siguiente cirugía para hacerme 2 cosas y siempre tengo que andar con una cirugía nueva más un retoque con el que no contaba.. y la cosa se alarga, el dinero se incrementa, y nuevas suturas, nuevas curas.. ¡Y SE ME PONEN LOS COJONES COMO EL CABALLO DE ESPARTERO!. En serio, me sulfura, me quema, me hastía, me pone negra tanta historia.

Y nada, aprovechando el tiempo para ver series, ordenar, relajarme, hacer cursos online que tenía pendientes para la bolsa de empleo, hablando más con mis amistades y descubriendo nuevos horizontes (como la famosa aplicación de Chicfy, que ahora me ha dado por comprar ropa de segunda mano, yo que siempre he sido reacia a comprar nada usado...y resulta que por 50€ tengo 4 abrigos de Zara estupendos). Ya subiré fotos pero vamos, estoy encantada de la vida.
También me he dedicado a sacar fotos a mis prendas, mucha ropa que no me pongo o ya no me gusta y así renovar mi armario con el dinero de las ventas.
Si hubiese sabido que funcionaba tan bien, habría sido millonaria, porque cambios de talla he tenido bastantes.
Ni imaginarme toda la ropa que he regalado de mi madre cuando la ayudaba a hacer limpieza, toneladas y prendas caras.

Y nada, mi vuelta al gimnasio bien. Mucho aeróbico (bici, step, cinta, elíptica) y trabajar la pierna.
Mañana es posible que empecemos con alguna pesa pero a baja altura, sin levantar brazos, con poco peso y progresivamente.
El cirujano me dijo que a partir de la 4 semana debía hacer estiramientos con los brazos hacia arriba para que la cicatriz coja flexibilidad y no se acostumbre a la posición normal.

Este fin de semana ha sido apoteósico. He intentado controlarme pero el malestar me ha podido y me he puesto morada a cereales, el modo depresivo activado totalmente. He preferido no pesarme, pero vamos, ni falta que hace.

Algunas fotos aún hinchada y tras hacerme la cura:



Semana 4

Ya se ha cumplido un mes de la operación y los codos han bajado notablemente aunque sigue sin entusiasmarme el aspecto...pero voy a intentar ser paciente. En el foro de cirugías de Facebook donde pongo mis fotos de las operaciones, me han dicho que toda la gente que se ha operado queda con eso así, yo sinceramente, no me voy a quedar así, que son casi 5000€ por operarme la piel de los brazos, como siempre pago seguro de reintervención pues lo dicho, hasta que quede como debe (pero lo que comentaba semanas atrás, hasta la castaña y más allá estoy).

En el gimnasio ya hago pesas, poquito peso, sin estirar completamente, pero ya con normalidad en movimientos. He notado que ha bajado ya toda la retención de abdomen y piernas, aunque tengo algunos kg de más (ahora mismo unos 3 o 3.5 kg que antes de operarme). Lo importante es que he cumplido toda la semana mi dieta perfectamente, incluso el fin de semana.

Ayer Domingo tuve que ir a urgencias porque se me infectó un punto. Mi cirujano me dijo que tomara antibiótico y que si no remitía fuese a mi centro de salud para que me hicieran un pequeño corte y lo sacaran.
Fui directamente a urgencias de mi pueblo y contra todo pronóstico, me atendió una enfermera mayor, muy amable, muy comprensiva, me quitó el hilo de sutura que era el causante de la infección, me inyectó por el agujero una solución desinfectante que casi me caigo redonda del dolor y me dio muchísimos apósitos para que me hiciera la cura.
Me dijo que me pasara el Jueves para echarme una ojeada y ver que sigue bien.
¡AÚN QUEDA GENTE DE VOCACIÓN! ¡MILAGRO!
Me recomendó destapar las cicatrices, pues las tengo con esparadrapo, me dijo que tenían que ventilar, que no entendía porque aún las llevaba.
Yo es que sigo las pautas del cirujano, y él me dijo, curar con suero y betadine y tapar con micropore cada 7 días.
Ya hoy después de entrenar me he curado y me he quitado todo, lo he dejado sin nada para que se airee y mañana ya empezaré con los parches cicatrizantes de Trofolastin.

La gente es muy charlatana, siempre entienden más que tú y el médico juntos y me he cansado de oír hasta la saciedad que la infección era por que he sudado, por ir al gimnasio, porque hago el burro...bla bla. Mis cicatrices, en TODO EL CUERPO, se han cerrado divinamente haciendo deporte antes de tiempo, obviamente escucho a mi cuerpo y si no me veo con limitaciones ni hago el animal, no tiene por qué haber repercusión. Si he tenido un punto infectado es porque estaba el hilo ahí y eso es un objeto extraño para el cuerpo, así que siento no poder dar la razón a los sabelotodo de turno.
Un deportista se recupera antes de las lesiones y lleva mejor los postoperatorios. Quizás no todo el mundo (conozco casos que ha sido un drama tener prótesis mamarias porque no podían ni andar del dolor) pero sí la gran mayoría.

Dejo unas fotos de esta semana con detalles del codo, aspecto del pecho y foto de la sutura infectada.







Por ahora nada más.  A seguir evolucionando y con puntito en la boca que llega la navidad, las cenas con amigos, los viajes, la visita al cirujano y el proyecto de encontrar otro trabajo adicional para Enero y así poder ir costeandome nuevos retos.

Abrazos.

viernes, 4 de noviembre de 2016

Segunda operación hecha + Fotos

Hola,

Aquí estoy vivita y coleando. ¡Qué os pensábais!. Hierba mala nunca muere que dice mi abuela jeje.
Bueno, voy a contar los acontecimiento de estas dos últimas semanas.
No he documentado el proceso de bajada de peso en esta última ocasión porque he estado más preocupada por llegar a la operación sin carencias de ningún tipo que de nada, pero el proceso ha sido distinto y lo he cumplido eh.Sólo que en vez de bajada de peso estrepitosa, ha sido más endurecer que otra cosa, así que he ido casi tan delgada como la vez anterior estando en 72 Kg pero pesando unos 75 y estando más musculada.
El día antes de la operación comí lo que me apeteció, sano mayoritariamente pero lo que quise y cuando quise. Cenamos con mis padres, hice un poco de merluza, un poco de lengua de ternera en salsa (alucináis como está de rica) y una tarta fitness de esas que me invento yo según me da el siroco.
Bebí una botella de lambrusco a medias con mi madre y algo de vino en la cena, pero vamos, "pecata minuta".
Al día siguiente me he levantado para ducharme y lavarme la cabeza y a las 7 a.m hemos cogido el tren rumbo a Madrid. El procedimiento esta vez ha sido distinto y es que al ingresar, esperaba la visita de mi cirujano para cogerme las mediciones y marcarme, pero ha subido el celador sin previo aviso y a dicho : "bueno Sara, nos vamos a quirófano". ¡¿COMORRRRRRRRRRR? MAMÁ UN BESO, EN NADA VUELVOOOOOOOOO!. Ni tiempo de asimilación vaya.
Debían ser las 14:30 p.m.
Abajo me metieron en unos boxes separados por cortinas, donde oías conversaciones de otra gente con su cirujano y me hacía gracia ver como se manifestaba la jovenzuela de al lado en plan...: "estás seguro que me quedará bien esa cantidad ¿No? que las quiero grandes". Y allí su cirujano con la maleta kit de implantes hablando de unas y otras y lo apropiado. Pensé por un momento que esto ya es como ir a comprarte un pantalón.
Mi cirujano destapó el permanente y empezó la fiesta de líneas por el cuerpo. Con el pechó tardó una inmensidad, estaba muy centrado en los pliegues, coger aquí, allá.. en cambio con  los brazos trazó 2 líneas y terminó en 5 minutos, pero lo dicho, con el pecho estuvo como media hora.
Luego me cogieron la vía (que me hizo un daño de cojones), vino el anestesista (que al ser el equipo de él, es el de la otra vez) me preguntó sobre la anterior cirugía, si todo bien, si desperté con buena sensación..le dije que todo perfecto. Me preguntó cuanto pesaba y para dentro.
Una vez dentro la cosa cambió, ya no era aquel frío de mortuorio de la primera vez, te ponen una mantita de plástico con calor incorporado, estaba ahí como un pollo cocido encantada de la vida.
Hablé 2 cosas y caí fulminada. Esta vez fue todo inyectado, ni mascarilla para dormirme ni nada.
Me despertaba oyendo de lejos repetidamente: Sara...Sara...Sara... Yo decía, que pesada la tía, déjame en paz. Total que me despertaba y me volvía a dormir. Volvía a estar consciente y otra vez... Sara...Sara... (joder, se callará la coño pesada...estaba pensando).
Y recuerdo despertar sin estar aún muy consciente y decirle a la auxiliar que me llamaba: "hija, vaya voz tienes, que desagradable". Y la tía se descojonaba.
Mi madre dice que subí poniendo a caldo a la auxiliar porque dije que me despertaba, que no me dejaba dormir, que estaba venga a llamarme jajaja. ¡No quiero ni imaginar lo que habré soltado por la boca!.
El caso es que subí a las 22:30 de la noche y mi madre según me ha contado después estaba muy preocupada. He estado más horas que la primera vez siendo todo supuestamente más sencillo.
A las 20.30 h la llamó mi cirujano para decirla que todo había salido genial y que estaba en la sala de recuperación. Tardé 2 horas en subir como se deduce.
Por lo visto, lo que ha pasado es que mi pecho le ha debido traer por la calle de la amargura, la piel, al estar tan sumamente estirada por mis cambios constantes de peso a lo largo de mi vida, apenas quedaba firme y luego al coserme... la piel era tan mala que no soportaba ni la sutura.
Conclusión, que se empeñó en dejarme perfecta y hasta que no le pareció que estaba aquello como merecía, no ha cesado en su intento.
La verdad que tengo el pecho mucho más elevado y se nota que ya no hay piel suelta cuando me pellizco.
Con los brazos ha debido ser cosa sencilla porque tardó menos.
En cuanto a incomodidad, como la primera vez, diré que esta vez es todo más superficial, solo es retirar piel, tener cortes, heridas que escuecen, pero no es una sensación interna como con el abdomen que estaba suturado el músculo y todo el rollo.
No he tenido dolor, sólo eso, incomodidad y escozor.
He sangrado bastante y por ello me compré unos apósitos y me forré entera.
La faja de los brazos la tuve 3 días, me puso las manos horribles, luego me la quité el sábado (me operé un miércoles). Le dije al cirujano que si afectaba a los resultados me la ponía pero me dijo que no, que hay que escuchar al cuerpo y que si me cortaba la circulación que fuera, que se pone simplemente para el edema y que lo que pasa es que como no cubre hasta los dedos, te llega a media manga, hace un efecto ventana y todo lo que no está comprimido se hincha, así que tenía las manos como una mano loca de esas, parecía de coña.
Nada más salir del hospital nos fuimos mi madre y yo andando 4 km hasta el hotel, yo no sé si yo soy muy dura o sencillamente no es para tanto, pero aunque estaba incómoda, nada me impedía moverme, así que he andado cada día muchísimo por Madrid, hasta nos hemos ido de tiendas y a cenar. Mi madre estaba negra, porque con tanta gente por la calle tenía miedo de que alguien me rozara o me diera, pero he tenido cuidado y eso no ha sucedido.
No puedo decir que haya disfrutado como si tal cosa porque estaba molesta y agobiadísima con la limitación de mover poco los brazos, pero estar fuera casi todo el día me ha ayudado mucho, si me quedo en la cama del hotel entonces sí que se me hace eterno y te centras más en el dolor por llamarlo de alguna manera.
El sábado me vio el cirujano, me dijo que estaba todo genial que tenía buen aspecto, me hicieron la cura y para casa.
Hoy, 9 días después de haberme operado ya consigo desde ayer dormir en una posición que no sea boca arriba y ya apenas noto algún movimiento con tirantez, se puede decir que me encuentro ya casi al 100% (con las limitaciones obvias de no hacer movimientos bruscos ni de estirar los brazos al completo y hacia arriba).
La medicación sólo la tome 3 días, que era la prescripción.
Dos días después de operada he estado MUY hinchada, en la foto se ve la diferencia tras dos días después de operarme. Al no llevar drenajes y tomar tanta pastillas pues será normal (la verdad que no me esperaba ponerme así operándome la zona superior, pensé que sólo te hinchabas por la zona inferior si te operabas una zona como abdomen o piernas).
He estado comiendo bien, alimentos sanos en la proporción que me apetecía, y ya los 3 primeros días en casa, he tenido cierta ansiedad por verme tan hinchada, no me subían los pantalones, las camisas me quedaban cortas, no me cerraban los abrigos... así que me he atiborrado como mecanismo de defensa. Sólo un día compré dulces y tampoco muchos, el resto del tiempo leche con cereales o muesli, cacahuetes, yogures... mermelada.. lo que pillara.
Desde hace dos días ya ando encarrilada, haciendo step en casa, un poco de zancadas, sentadillas, comiendo verdura... y voy notando que va bajando todo un poco.
Espero en dos semanas volver al gimnasio (bicicleta, step...) y ya al mes a las pesas.
Tengo que tener cuidado de secarme bien las suturas si sudo y ya la semana que viene me retirarán los puntos.
En Diciembre vuelvo a revisión y ya le haré preguntas relativas a la espalda y las piernas.
He hablado con una chica operada de ambas cosas y según me esperaba, son las más duras. Así que voy a darme un tiempo prudencial para hacérmelas, para ir digiriendo lo que me espera.

Esta foto es al día siguiente de haberme operado, en el hotel.
 Foto por detrás. La tira de esparadrapo que está en diagonal es porque estaba mal pegada, no tengo incisión ahí. La incisión es recta hasta el codo y baja por la zona exterior de la axila, sin pasar por ella un trocito hasta abajo de la espalda como se ve, para quitar el pliegue de piel que se me recogía con el sujetador.

La mano 2 días después de operarme... No se me ven ni las venas.


Mis vistas desde la cama momentos antes de irme al quirófano. 



Recién operada estaba divina, pero dos días después me puse así con flotadores y las piernas edematosas enteras y aún sigo así, pero bajando progresivamente el volumen:


Aquí podemos ver la evolución del pecho, primera operación, apariencia tras los meses y nueva operación. Si os fijáis en la primera foto el pecho queda como a la altura del codo, en la última foto está mucho más elevado.



Los resultados son inmediatos, al menos en mi caso. Yo ya abro los brazos en cruz y ya no tengo colgajos. En mi caso igual no puede ser muy significativo el cambio porque apenas se me notaba de manera normal, sólo sí abría los brazos en cruz.
Tendría que buscar fotos del antes y después aunque será complicado entre tantas fotos pero en algún momento mi cirujano me dará las que me hace en consulta y ya podré enseñarlo como dios manda.
Hubo un momento que me asusté viendo las cicatrices al día siguiente porque me veía sin sutura, sin hilos en un trozo gigante del brazo cuando lo destapé y lo primero que pensé es que se habían olvidado de coserme. Pero me explicó que hay zonas de sutura interna para que al cicatrizar no se note la unión (algo era ello).
Tengo ganas de que me  baje la hinchazón para ver como me queda el codo, pues es lo único que no me convence mucho, el hecho de estirar el brazo y verme por detrás como que en el codo salen pliegues. Mi novio dice que es normal que todos lo tenemos, pero quizás es demasiado pronto para hacer conjeturas, todo está hinchado aunque me parezca que no y los resultados se verán pasadas unas semanas, así que voy a procurar relajarme. Yo creo que aunque tenga seguro de retoque, acabo tan harta de curar heridas y de sacarme defectos que ya paso de todo quede como quede, siempre será mejor como está que como estaba. Que sí que para algo pago, pero de verdad, estoy hartita.

Psicológicamente lo he pasado mal porque no me entran los pantalones, las cazadoras... pero bueno, aunque tarde en bajar todo, algo lo está haciendo, así que espero volver a la normalidad porque ahora mismo no quiero ni salir a la calle.

El brazo derecho me gusta más que el izquierdo porque no tengo estrías ya (y eso que tenía más piel en ese que en el izquierdo según me dijo), el otro tiene estrías en la cara interna que no se han ido aunque están más estiradas, así que supongo que acabe poniendo un buen tatuaje ahí.

Y esto ha sido todo por el momento. Ya iré contando como me va.

PD: Si alguien quiere pagar la mitad de lo que cuestan las fajas de abdominoplastia y faja de brazos, que me mande un privado, pues son cosas bastante caras y yo ya no voy a hacer nada con ellas. La talla es la S en ambas cosas. Están compradas en tienda especializada en Madrid recomendada por mi cirujano para pacientes que se someten a cirugías de pérdida de peso o quemados. 

Besos.